domingo, 16 de marzo de 2008

EL FUTURO ES HOY (Las Nuevas Asociaciones. 1)

En mitad de la confusión y la incertidumbre de los tiempos que nos han tocado vivir, necesitamos imaginar horizontes, señalar perspectivas, proponernos referencias..... de las nuevas organizaciones solidarias, las que se están construyendo ya, las que precisamos para hacer Otro Mundo Posible.

Para construir un sueño es preciso soñarlo antes. Atreverse a soñar.

Como decía Paulo Freire, hemos de construir sueños posibles.

Después, las obras humanas solo llegan a parecerse –imperfectamente- a sus sueños, pero sin los sueños no existirían. Ellos sirvieron de horizonte, de meta, de referencia permanente para la acción.

Cuando hablamos de Nuevas Asociaciones (NNAA) nos referimos al amplio y diverso conjunto de Organizaciones Solidarias (ONG, asociaciones, colectivos...), a todo tipo de formas de organización de las que nos servimos las personas, la ciudadanía, para actuar juntas y llevar a cabo la acción social transformadora.

No habrá cambio social sin organizaciones sociales, sean cuales sean las formas que estas adopten. Y la transformación social que pretendemos pasa por la transformación de nuestras formas organizativas y, como condición necesaria, por nuestra transformación personal.

2 comentarios:

  1. De vuelta a casa, todavía dudando si debería haber dado la vuelta al coche para pasarme por el hospital, encuentro este correo tuyo en el que confiesas tu claudicación a la blogosfera, nos hablas de futuros imperfectos y de las herencias que dejarás a tus hijos. ¡Qué bien te sienta la nariz roja! ¡Y qué bien me ha sentando a mi verte riendo con ella!

    ¡Cuidate hermano, date un respiro para volver a coger resuello y seguir enseñándonos a ser seres sentipensantes!

    Un abrazo,

    Hilario

    ResponderEliminar
  2. Querido cardiópata amigo,

    ¡Acabo de descubrir tu comentario! ¡Y yo sin enterarme!

    Me encanta haberte hecho reir y cuenta conmigo para reirnos juntos cuando quieras.

    El Rioja puede ayudarnos mucho, y yo te reservo una botella.

    ¡Cuídate tu también, que eres un tarambana!

    Un besote gordo

    ResponderEliminar