sábado, 12 de abril de 2008

LA FUERZA DE LO PEQUEÑO (Las Nuevas Asociaciones.5)

Las NNAA estarán formadas por pequeños equipos de personas diversas. Las organizaciones no serán masivas. Existirán distintos niveles y formas de participación que implicarán, en grados diversos, a muy diferentes personas (personas voluntarias, colaboradoras, activistas, profesionales, simpatizantes...).

Los sujetos, los miembros, las personas destinatarias de las NNAA serán todos los grupos y colectivos sociales, sin diferencias, mirados como parte del complejo entramado social, desde las perspectivas más diversas: como personas ciudadanas, usuarias, consumidoras, electoras, afectadas, espectadoras, clientas, beneficiarias, excluidas, etc., etc., combinando lo global con lo local, lo particular con lo general.

Habrá nuevas formas de comunicación y participación masivas, facilitadas por las TIC, y existirán formas de vinculación con la organización muy diferentes (por ejemplo: mediante el tele-trabajo).

Pero el “núcleo duro” de las organizaciones lo formarán pocas personas, muy cohesionadas. Serán organizaciones de estructura pequeña y de fuerte proyección.

Trabajarán en equipo, en red, y eso no será solo una cuestión operativa, funcional, responderá a principios metodológicos y valores ideológicos mucho más profundos: significará otra forma de entender y organizar el trabajo, la participación, el poder, dentro de la organización.

Serán organizaciones participativas, con liderazgo colectivo, en escucha permanente. Darán mucha importancia a la participación, a la conexión e implicación de otras personas, colectivos, sectores sociales... en sus objetivos y luchas. Y se implicarán en la vida del entorno, en otros objetivos y luchas más globales.

No habrá debate entre voluntarios y profesionales, a nadie le importará. Se valorará el compromiso, la capacidad y el trabajo de cada persona. Quienes tengan que dedicarse a la organización a tiempo parcial o tiempo completo, sin tener otros ingresos para garantizar dignamente su subsistencia, serán remuneradas y tendrán derechos laborales. Ninguna persona se hará rica trabajando –honestamente- en las nuevas asociaciones.

Las grandes organizaciones (cuanto más grandes, más complejas, más inciertas, menos gobernables), irán descentralizándose y transformándose en redes cuyos nudos locales tendrán la máxima autonomía y estarán muy interconectados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario