miércoles, 3 de septiembre de 2008

Más sobre la Plaza

Durante los meses de julio y agosto hemos seguido protestando por el proyecto de construcción de un restaurante en la Plaza de Santa María del Mar.
Por aquello del verano y las vacaciones, algunos días hemos sido solo un puñado de personas las que nos hemos reunido -como se ve en la foto- pero no ha habido un solo martes sin que se manifestara en la plaza la voluntad ciudadana de preservarla para el ocio y recreo de la gente.
Con la llegada de septiembre el número de manifestantes se ha multiplicado, y el martes pasado ya éramos cerca de cien personas las que volvíamos a encontrarnos.
La reunión de tantas personas, una semana tras otra, refuerza nuestra cohesión, y el intercambio de opiniones hace que vayamos tomando conciencia de nuevos aspectos de esta reivindicación.
Por ejemplo, nos hacemos cada día más conscientes de que lo que defendemos no es solo una plaza, un espacio físico, sino el derecho y la necesidad de encontrarnos, de construir nuevas formas de relación entre quienes habitamos la ciudad, frente a quienes solo son capaces de ver en ella oportunidades de especulación y negocio.
Necesitamos oportunidades y espacios para la convivencia y la creatividad colectiva.
También comprobamos que quienes nos gobiernan se saltan sin pudor sus propias leyes y reglamentos, con el pretexto del desarrollo y el progreso de la ciudad, y no dudan en recurrir a la descalificación o el insulto para ocultar su falta de ética. Pero, tal vez, confían en la falta de memoria o en el desinterés y la apatía ciudadana, para volver a conseguir nuestros votos dentro de unos años.
Algo a destacar en este caso es el protagonismo real de la gente, la ausencia de partidos y organizaciones que lideren la protesta. En ello reside, sin duda, una razón fundamental de la continuidad de la reivindicación, que no se produciría si la gente se sintiera instrumentalizada por intereses partidarios.
La experiencia viene siendo tan valiosa -y sencillamente emocionante- para mucha de la gente que participamos en ella que nos preguntamos qué haremos el día que la alcaldesa se apee del burro, reconozca su error y renuncie a privatizar la plaza.
¿Qué pretexto encontraremos para seguir encontrándonos y compartiendo sueños e ideas?

Aquí puedes encontrar una colección de fotos de la reivindicación de la plaza

No hay comentarios:

Publicar un comentario