lunes, 2 de febrero de 2009

"Cateting"

No cabe duda de que las TICs nos vienen imponiendo algunos "tics", tales como la utilización de muchas palabras procedentes del inglés.
Así, sin querer, sin sentir, nos vamos tragando un montón de términos que no entendemos, que no sabemos qué significan, pero que acaban incorporados a nuestro lenguaje cotidiano.
Ya digo, el fenómeno es particularmente intenso en la Red, aunque viene de muy lejos.
Desde hace mucho tiempo, para mucha gente, parece de buen tono, como muy fino, el uso de anglicismos allí donde sea posible.
Si vas a crear una empresa consultora, mejor que sea un "consulting", pero también está el "sponsoring", y el "mainstreaming", y últimamente el "coaching", etc., etc.,etc.
Conozco reputados/as profesionales, que tratan de colocar en su discurso, siempre que pueden, alguna palabra en inglés. Deben pensar que es una forma de hacer ver que son personas modernas, que están al día, que manejan lo último.
Sin hablar de la defensa de nuestro viejo y noble idioma -que ya sería poderosa razón- creo que en la comunicación hemos de buscar siempre la mayor comprensión, y eso significa utilizar las palabras más claras y fáciles de entender por todas las personas. A no ser que nuestro objetivo sea otro: impresionar al vulgo, dejar con la boca abierta al común de los mortales...
Se dirá -se dice- que el problema es que existen muchos términos en inglés de difícil traducción, aunque tal razón implica, en mi opinión, un reconocimiento de falta de imaginación para construir nuestros propios términos, para innovar y reinventar nuestra lengua.
Se dira -se dice- que tal cuestión no es sino la expresión de un "mestizaje lingüistico", fruto de la globalización cultural, en el que todos los idiomas se apropian de palabras ajenas. Es posible, aunque al paso que vamos, más que "mestizaje" será "colonización" y acabaremos hablando inglés o, como mucho, "spanglish".
Se dirá lo que se quiera, pero a mi, con todos los respetos, me parece bastante cateto, o, si se prefiere, una muestra de "cateting".

2 comentarios:

  1. No te falta razón, Fer, aunque no son sólo las TICs las que nos acosan con sus posts, streamings, onlines y offlines, touchpads,... que, dentro de lo que cabe, tiene su justificación en que la red es mundial y todo eso.

    Lo que realmente enerva es eso del consulting o los focus-group que estuve haciendo en noviembre, que recuerdo que tuve que explicarle a mi compañera de curro qué era un premio posting, un coolhunter o a qué se referían con coffee-break (no, no es una bebida para raperos).

    A mi me da que, más que para impresionar al vulgo, sirve para impresionar al cliente: Empresas y administraciones que, leyendo esta terminología, piensan "¡Coñó! Muy profesional ¡Mu pofesioná!".

    Yo por si acaso en el curriculum voy a poner mis habilidades como "social enabler" y "trainer for trainers (youth enabler expert)"

    ResponderEliminar
  2. Pos eso, Juaki, mucho "cateting" en las empresas y las Administraciones que se quedan con la boca abierta ante el envoltorio (y más si es en inglés) sin mirar el contenido.
    Me acuerdo de un viejo chiste que contaba de mi padre, de un vendedor que, en mitad de la Gran Vía de Madrid, pregonaba a voz en grito: "¡Pulgas inglesas a un duro!" Y un turista inglés, curioso,le pregunta: "Pardon sir, but...¿como saber usted que las pulgas ser inglesas". Y el vendedor le responde: "¡Toma, como que me las acabo de sacar de la ingle!".

    ResponderEliminar