lunes, 20 de abril de 2009

De lo ajeno a lo prójimo

"Contaminame" es el título de esa preciosa canción de Pedro Guerra que habla de la inmigración y el mestizaje.
Hace mucho tiempo que creo firmemente que "el futuro es mestizo" (y mujer), y que frente a la globalización mercantilista y homogenizadora, una de las mejores respuestas es la contaminación solidaria, la construcción colectiva de nuevas síntesis que combinen e incluyan la diversidad y las particularidades de cada persona, pueblo, raza, cultura...
Creo que estos tiempos que vivimos son de mestizajes, de sumas, de mezclas, de mutua apropiación de lo ajeno para convertirlo en prójimo.
Pienso que esto sirve para las personas, que crecemos haciendo nuestras las huellas que las otras personas dejan en nuestras vidas.
Y sirve para los colectivos, las organizaciones, las sociedades, que también nos hacemos mejores por vía de la contaminación, observando y aprendiendo de quienes son diferentes.
Es hora de abrirnos a nuevas influencias, de superar personalismos, sectarismos, localismos, nacionalismos, etnocentrismos, fanatismos...
Pero, eso significa aceptar que no estamos en posesión de la verdad, toda la verdad, que no somos mejores que nadie, que somos seres inacabados y sociedades incompletas, que nos necesitamos mutuamente.
Y significa disponernos a cambiar, a poner en cuestión nuestras certezas, a escuchar y aprender de las verdades de los otros, para poder construir verdades comunes.
Y eso da miedo, mucho miedo.


(la foto es una sugerencia de Asier Gallastegui)

2 comentarios:

  1. El futuro es mestiza!! Llego tarde si recomiendo al personal "identidades asesinas" de Amin Maalouf. Explica recreándose su visión del encuentro y del desencuentro. Maravilloso. gracias Fernando.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno Fernando. Lo diferente da miedo, mucho miedo. Efectivamente.
    Un beso

    ResponderEliminar