viernes, 8 de enero de 2010

Claves para la Movilización Social (2)

"Se necesitará de grupos capaces de analizar con coherencia la catástrofe y de expresarla en un lenguaje común. Deberán saber abogar por la causa de una sociedad que establece cercos y hacerlo en términos concretos, comprensibles para todos, deseables en general y aplicables inmediatamente."
Quien así habla es Ivan Illich que, hace más de 35 años, ya nos ponía en guardia ante la "Gran Crisis".
Él nos aporta -en mi opinión- otra clave fundamental para la movilización social a la que nos convocaba Alain Touraine: la recuperación del lenguaje, que, en palabras de Illich, "es el primer pivote de la inversión política".
Se trata de recuperar "un lenguaje común, comprensible para todos, que llegue".
A menudo, nuestros discursos -los de quienes decimos querer cambiar el mundo- suenan oscuros, tristes y lastimeros,
dogmáticos y sectarios, a viejo, a retórica del pasado.
Así que hemos de volver a aprender a decir la realidad, a contarla con
nuevas palabras, capaces de convencer y seducir a una nueva mayoría social.
No basta con mostrar los problemas que existen, es preciso
"formular aquello que queremos, aquello que podemos y aquello que no necesitamos... en términos deseables y aplicables".
No es suficiente con denunciar el presente, es necesario anunciar un futuro mejor posible.
Saul Alinsky, otro precursor del cambio social, nos avisaba de que "cuando las personas se sienten impotentes y piensan que no tienen los medios para cambiar la situación, no se interesan por el problema
".
Es lo que se ha llamado la "ideología de la impotencia": si no podemos cambiar nada, para que molestarnos en hacer algo.
Para poder interesar a la mayoría
, convencerla y movilizarla hacia un cambio social tan profundo como el que necesitamos, hemos de demostrar -con nuevos lenguajes- que esta realidad no es inevitable, la única posible, y que el fin de esta sociedad productivista y consumista -incluyendo las limitaciones y renuncias que ello implica- no es necesariamente un desastre, sino que puede ser la oportunidad para construir una sociedad mejor donde los hombres y mujeres pueden ser más felices, conviviendo en armonía entre si y con la naturaleza.
La foto es de Sebastian YEPES

2 comentarios:

  1. Nuevos lenguajes y nuevos espacios de comunicación. También por cuidar los mensajes (palabras incluidas), una duda más: ¿movilización, o participación y corresponsabilidad? Sigo entendiendo mejor estas últimas. Otro.

    ResponderEliminar
  2. Si, movilización para la participación corresponsable. Mover a la mayoría para que tome parte, para que se implique en la respuesta.
    Abrazotes.

    ResponderEliminar