jueves, 14 de enero de 2010

Haiti, con H de Hipocresía

¿Cuanto tiempo permanecerán - en los informativos de televisión y en nuestras retinas- las terribles imágenes de Haiti? ¿Cuanto tardaremos en olvidar que allí y en otros muchos países se produce un desastre humanitario todos los días del año? ¿Cuanto dinero enviaremos -gobiernos y particulares de los países enriquecidos- para la ayuda humanitaria (y para tranquilizar nuestras malas conciencias)? ¿Se acercará un poquito al 0,7% del dinero dedicado a salvar a los bancos y las grandes empresas? ¿Dedicará el Ayuntamiento de Cádiz -o el de tu pueblo- la misma cantidad destinada a la iluminación navideña y la Cabalgata de Reyes, por ejemplo? ¿Se lo exigiremos así la ciudadanía, aunque la próxima Navidad no tengamos luces? ¿Por qué nos conmueven tanto estos desastres y nos importan un carajo las hambrunas, las pandemias, la violencia permanente, la conculcación de los derechos humanos, la miseria... en las que viven millones de personas, para que podamos seguir consumiendo y derrochando en los "países desarrollados"? ¿Hasta cuando el cinismo y la hipocresía de darnos golpes de pecho, donar nuestro abrigo viejo y un kilo de arroz, montar marathones solidarios, soltar una lagrima de cocodrilo... cada vez que se produce un terremoto o un tsunami, pero sin cambiar un ápice nuestro sistema de vida injusto?

Por cierto... ya han comenzado las rebajas en El Corte Inglés.

3 comentarios:

  1. Gracias Fernando.

    "... Se estimará quizá, que en una época, que en cincuenta años , desarraiga, avasalla o mata a 70 millones de seres humanos debe solamente y ante todo ser juzgada. Pero es necesario que se comprenda su culpabilidad. En las épocas ingenuas en que el tirano arrasaba las ciudadaes para su mayor gloria(...) la conciencia podía ser firme y el juicio claro ante crímenes tan cándidos. Pero los campos de esclavos bajo la bandera de la libertad, las matanzas justificadas por el amor del hombre o el gusto de la sobrehumanidad, dejan desamparado en un sentido el juicio. El día en que, por una curiosa inversión propia de nuestra época, el crimen se adorna con despojos de la inocencia, es a la inocencia a quien se intima a justificarse..."

    Albert Camus " El hombre rebelde"

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  2. De una lucidez y una sensibilidad que pone los pelos de punta. Gracias por hacer que muchos nos veamos reflejados en tus palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado leer esto en www.quiendebeaquien.org.

    "Demandamos también al Gobierno español la cancelación inmediata y sin condiciones de los cerca de 30 millones de euros de deuda externa que Haití debe al Estado español de manera injusta. Esta cifra supone 10 veces la aportación de la cooperación española anunciada hoy por la Vicepresidenta del Gobierno para ayuda de emergencia a Haití."

    QUE SE CONDONE LA DEUDA EXTERNA CON HAITÍ YA!

    Un saludo desde Benicàssim

    ResponderEliminar