miércoles, 23 de junio de 2010

Adios, Don José

"Perdone que le moleste, Don José, solamente quería estrechar su mano y decirle cuanto le admiro."
Había ensayado muchas veces la frase con la que iba a abordarle cuando me encontrara con él. Porque tenía esa fantasía, que algún día, en algún aeropuerto, le vería a lo lejos, y, superando la timidez, sería capaz de acercarme a saludarle.
Mi admiración nació con "La balsa de piedra", a la que llegué por casualidad y que me fascinó desde la primera página, cuando comienza a abrirse aquella grieta en los Pirineos.
Entonces busqué con avidez sus otros libros, el "Ensayo sobre la ceguera", "Todos los nombres"... y seguí fascinado.
Eran sus palabras, tejidas de aquella manera singular, tan cercana y directa, pero también sus historias, inquietantes, llenas de interrogantes para el pensamiento y de ternura para el corazón.
No siempre era fácil leerle, había que hacerlo despacio, saboreando las palabras, desvelándolas una a una, como quien deshace una madeja.
Sus novelas han sido buenas compañeras para mi, hasta la última, "Caín" que me reconcilió con el malo por antonomasia.
Pero más allá de su literatura, admiraba su compromiso con la construcción de un mundo mejor, su palabra limpia, su presencia generosa allí donde fuera necesario denunciar la injusticia, su pensamiento siempre crítico, que no hacía componendas con las incoherencias de "los nuestros".
Y todo eso con la libertad, la irreverencia y la sencillez de los grandes maestros.
Creo que por eso le odiaban tanto, por eso se han despachado con toda su mala baba el diario del Vaticano, l'Osservatore Romano, y otros medios reaccionarios. Por eso son tan poco creibles otros elogios postumos (de alguien a quien Saramago definió diciendo: "no es estúpido, pero se esfuerza mucho por parecerlo").
Creo que a él le hubieran divertido mucho estas reacciones.
Estos días, he leido -y he escrito- muchas veces la palabra gracias.
Gracias por una vida tan generosa.
Traigo aquí un video hermoso, en el que se unen una vieja canción que siempre me emociona y la imagen sencilla de este maestro que se nos ha ido.

5 comentarios:

  1. Comparto la admiracion. Saramago era un gran escritor y un ejemplo de ciudadanía. Es una gran pérdida para todos.

    Antonio Espina

    ResponderEliminar
  2. Tanto como escritor como persona,su talento y su mensaje han sido,son y serán un regalo para mí,que guardaré y mantendré vivo en mi camino...
    Gracias por tanto...

    ResponderEliminar
  3. Descubrí este video en Los Realejos en casa de Fran, él tiene el cd y me pareció una maravilla. Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  4. 20 FRASES DE SARAMAGO

    La muerte de José Saramago nos invita a recordar algunas de sus mejores frases. Pequeñas perlas literarias con las que podríamos estar reflexionando horas y horas. Porque, como él mismo dijo: “Sólo si nos detenemos a pensar en las pequeñas cosas llegaremos a comprender las grandes”. Saramago, 20 frases para evitar la muerte, y alcanzar la eternidad:
    • “El hombre más sabio que he conocido en toda mi vida no sabía leer ni escribir”
    • “Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos, sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir”
    • “Si las conociéramos, las cosas del cielo tendrían otros nombres”
    • “La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva”
    • “Sí, soy pesimista, pero yo no tengo la culpa de que la realidad sea la que es”
    • “Me gustaría escribir un libro feliz; yo tengo todos los elementos para ser un hombre feliz; pero sencillamente no puedo. Sin embargo hay una cosa que sí me hace feliz, y es decir lo que pienso”
    • “En ningún momento de la historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en Dios, no lo necesito y además soy buena persona”
    • “El caos es un orden sin descifrar”
    • “No encuentro respuesta, las respuestas no llegan siempre cuando uno las necesita, muchas veces ocurre que quedarse esperando es la única respuesta posible”
    • “He aprendido a no intentar convencer a nadie. El trabajo de convencer es una falta de respeto, es un intento de colonización del otro”
    • “El éxito a toda costa nos hace peor que animales”
    • “Antes nos gustaba decir que la derecha era estúpida, pero hoy día no conozco nada más estúpido que la izquierda”
    • “El bien y el mal no existen en si mismos, y cada uno de ellos es sólo la ausencia del otro”
    • “Es mentira que el Nobel sirva para fomentar la literatura del país al que pertenece el galardonado. Para lo único que vale es para engrosar la cuenta corriente del autor”
    • “La vejez empieza cuando se pierde la curiosidad”
    • “Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran”
    • “Cuanto más te disfraces más te parecerás a ti mismo”
    • “La mejor manera de defender los secretos propios es respetando los ajenos”
    • “El tiempo no es una cuerda que se pueda medir nudo a nudo, el tiempo es una superficie oblicua y ondulante que sólo la memoria es capaz de hacer que se mueva y aproxime”
    • “Dios es el silencio del universo, y el ser humano, el grito que da sentido a ese silencio”

    ResponderEliminar
  5. Gracias, amigas y amigos, por vuestros comentarios y aportaciones que enriquecen este modesto homenaje a D.José. Otra cosa que nos une: la admiración por las grandes personas sencillas.

    ResponderEliminar