viernes, 23 de julio de 2010

Sueños

Hubo una larga temporada que no soñaba, dormía profundamente, como un tronco, pero echaba de menos los sueños.
Desde hace algún tiempo los he recuperado, sueño casi todas las noches, con una gran intensidad.
En mis sueños vuelven amigos que perdí.
Les abrazo, reimos, y les digo cuanto les añoro.
A veces, regresa a mis sueños mi madre y su presencia es tan real como si estuviera viva. Cojo su mano, tan cálida y suave, la cubro de besos, y apoyo mi cabeza en su hombro.
Estos no son sueños tristes, cuando despierto lo hago con una sonrisa, agradecido a la vida que me regala estos momentos.
Pero no siempre los sueños son gratos. A veces son oscuros y amargos, me llenan de angustia o miedo, siento sombras inciertas que acechan, o me pierdo en laberintos imposibles. Y me despierto agitado de la pesadilla para refugiarme entre los brazos amigos de Nené.
En mis sueños vuelo.
No como un pájaro que se desliza por el cielo, sino más bien como un pez que nadara en el aire.
Tomo carrerilla, me impulso, me elevo hasta unos tres metros de altura y avanzo impulsado por mis brazos y mis piernas, flotando ligero sobre las cabezas de las gentes.
Es una sensación fantástica, de plenitud.
A lo largo de la historia, en todas las culturas, los sueños han sido considerados como revelaciones, profecías, mensajes o augurios misteriosos.
Para Freud y quienes le han seguido, son una vía privilegiada de acceso al inconsciente y estan llenos de significados ocultos.
No se qué puedan querer decir mis sueños, no me preocupa su significado, aunque se que existen diccionarios para la interpretación de los sueños.
Me basta con soñarlos, y espero la sorpresa que me reserva cada noche.

Os dejo aquí la voz dulce de mi bella "prima", Marina de la Riva, que oportunamente canta "Sonho Meu".

8 comentarios:

  1. Estar siempre... para abrazarte cuando regreses de la pesadilla. Para abrazarte cuando regreses de volar como una manta "Marina" de anchas alas.
    Nené

    ResponderEliminar
  2. Fernando : He estado echándole una ojeada a tu blog. Ya te dije que me gustaba muchísimo. Ahora te digo que me sigue gustando igual, pero visto con ojos de hombre que ha superado sus cuatro años de depresión, de infierno ; y renace. Un abrazo fuerte y recuerdos a Nené y a Ana. Mi madre. , como una rosa de 86 abriles. Carmen me da recuerdos para tu mujer y cuñada.

    ResponderEliminar
  3. Este blog también es un "sueño" precioso.

    salud.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el regalo de vuestro comentarios.
    A Nené, por eso y por todos los abrazos.
    A Guillermo, que regresa de la depresión con fuerzas renovadas.
    A Belijerez, por sus palabras cálidas (a mi también me gusta tu blog)
    Gracias

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno no voy a ser menor que el cacachuchi, otro tío guay guay como tu Fernando...te dejo este comentario:

    Los Niños lo hacen instintivamente: desean tocar y ser tocados, alzados y abrazados.
    Que tu Fernando sea una persona adulta ("entre comillas") no significa que no puedas seguir abrazando.

    ResponderEliminar
  6. Los sueños son la otra parte de nuestra realidad, la parte hermosa de la realidad.
    Nos conecta al mundo espiritual por nuestra conciencia de ellos.
    Me encanta tu blog ya lo e dicho y no me canso de acerlo!
    Suerte!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Pedro, una y otra vez. Ya sabes que, aunque "abuelo", como tu me llamas, sigo siendo un niño. Un abrazo muy fuerte.

    Gracias Mariana, por tus palabras hermosas, por seguir ahí después de tanto tiempo. Ah! Y no dejes de escribir!

    ResponderEliminar