sábado, 1 de enero de 2011

felicidades!! (con minúsculas)

La primera entrada de este año es para desearnos (me incluyo) mucha felicidad.
O, tal vez, lo que debiera desear a toda la gente que quiero es buena vista, buen olfato, buen oido... para no perdernos ni una sola oportunidad de ser felices.
Al atravesar la línea imaginaria que marca el cambio de año no lo hago con mis calzoncillos rojos pero si con dos convicciones.
La primera es que la felicidad llega siempre por entregas, en porciones, dividida en pequeños momentos, a veces tan solo instantes fugaces.
La segunda, derivada de la primera, es que exige tener toda la atención dispuesta, no desaprovechar ninguna ocasión, entregarse al momento... porque la felicidad no admite aplazamientos, si no la atrapamos cuando aparece pasa de largo.
Creo que, muy a menudo, buscando la felicidad, miramos en la dirección que no es. Ponemos nuestra expectativa en el Exito, en el Amor, en el Dinero, en el Reconocimiento Social... en cosas mayúsculas, y olvidamos las cosas y los momentos minúsculos: un beso, una caricia, un abrazo, una palabra de aliento, el recuerdo de una persona querida, un paisaje, una luz, el viento en la cara, una copa de vino, una buena conversación, un paseo del brazo, una música hermosa, una sonrisa, una lectura, una pelicula, una comida memorable, un mensaje, un juego, una mano amiga, un fuego, un gesto de ternura...
Así que eso es lo que os-nos deseo: buena vista, entusiasmo y empeño para atrapar la felicidad y llenar de ella nuestras alforjas.

3 comentarios:

  1. Que razón tienes Fernando, eso mismo me deseo para este año y te deseo a ti y a Nene. La verdad es que hoy me siento con esa Felicidad de pequeñas cositas y que son las que llenan el corazón de verdad y te hacen sentir plenos y eso que solo estoy en el sofá observando a mi familia mientras ven una peli.

    Gracias por formar parte de mi vida, da gusto leerte y escucharte, y en cada momento que compartimos aprendo cosas nuevas, me haces crecer cada dia.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por esta felicitación de la que nos haces partícipes,gracias.
    Casi siempre estas entradas tan sinceras suelen ser las más buenas, las más cercanas y las más plenas, cuanta razón llevas Fernándo!!!! el amor, el trabajo y lo demás nos eclipsan día a día y nos hacen sentir fracasados por no lograr aquello que se espera (no sé muy bien quién) de nosotros, pero si cual el eclipse de hoy conseguimos reamanecer seremos capaces de ver esta felicidad en minúsculas de la que tu hablas.
    Gracias por recordárnoslo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a Carmen, que tienes tantos pequeños motivos para la felicidad y que te pasas un poquito en tus palabras. Me quedo con el cariño que reflejan.
    Al Jardinero, gracias también, por ser un habitual "contertulio" de esta página, por sus palabras siempre cálidas y hermosas.
    Gracias a todas las personas que se acercan a leer y compartir estos textos que tratan de ser "desde el corazón".

    ResponderEliminar