sábado, 19 de febrero de 2011

Quiero ser egipcio

Alguien debería darle el premio "Metedura de Pata del Siglo" al politólogo Francis Fukuyama que, en 1992, anunció "el fin de la Historia".
Estos días los soberbios países "occidentales" no salimos de nuestro asombro al ver por la tele las multitudes de los países arabes que se levantan contra las dictaduras -sostenidas por el cinismo "occidental"- para reclamar libertad y democracia, que denuncian la corrupción y la injusticia, que desmienten el fatalismo histórico que parecía condenarles al sometimiento perpetuo.
Pero...¿no eran estos pueblos subdesarrollados, gente bruta, pasto del fundamentalismo islamista, incompatibles con la democracia?
Pues ahí están, jugándose la vida frente a la policía y el ejercito, frente a la obcecación de los viejos dictadores apuntalados por la doble moral y el dinero "occidental".
Me alegro mucho por estos pueblos que quieren ser los protagonistas de su historia, que pelean con sus voces y sus manos desnudas por un futuro mejor para sus hijos.
Nos están dando una gran lección a los "occidentales", etnocentristas, convencidos de que nuestra forma de entender el mundo es la mejor, la única posible, resignados a la vida precaria, conformista y consumista que nos receta el capitalismo neoliberal, y la destrucción del planeta que ella implica.
Si, nos recuerdan que no existe el determinismo del "esto es lo que hay", que el mundo lo hacemos las personas y lo cambiamos las personas. Pero que -para cambiar las cosas- es preciso que levantemos nuestros culos, que arriesguemos nuestra ficticia comodidad, hecha de mentiras, que salgamos a la calle, que hagamos valer el poder de la gente, el poder del pueblo.
Me da mucha pena mirar esta sociedad nuestra, esta vieja Europa burguesa, adocenada en su mediocridad, sin impulso ni energía, sin capacidad para cambiar el mundo.
Hoy quisiera ser egipcio, para sentir la sangre en mis venas y poder soñar con otra vida.
El emocionante video que dejo aquí, recoge imágenes de ese pueblo que canta: "Nuestras armas son nuestros sueños, y tenemos un mañana claro ante nosotros....En todas las calles de mi país llama la voz de la libertad".
Admiración y enhorabuena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario