viernes, 4 de marzo de 2011

Cuidadanía

Nos contaba Salvador, en la visita a la Casa Grande del Pumarejo ya mencionada en este cuaderno de notas, que la larga experiencia de lucha vecinal les ha ido enseñando nuevas maneras de entender la vida y les ha hecho descubrir nuevos conceptos y palabras.
Contaba que ya han dejado de hablar de "lo publico", concepto pervertido y falseado por la burocracia administrativa, para hablar de "lo común", subrayando así la importancia de lo comunitario, de la imprescindible red de relaciones interpersonales que sostienen la vida en comunidad.
Decía que, con frecuencia, los errores han sido fuente de nuevos hallazgos, y nos ponía el ejemplo de la placa que inauguraron con motivo de la apertura del Centro Vecinal y del bochorno del artesano cuando, al descubrirla, allí fijada en la pared de la Casa, se descubrió también el "error" tipográfico por el que se destinaba aquel centro al "uso y disfrute de la cuidadanía".
Pero el error era un acierto y así hicieron suyo ese nuevo concepto: "cuidadanía", que significa ciudadanía que cuida su entorno, su barrio, su convivencia, que cuida a sus conciudadanos y conciudadanas.
Busco la palabra en Google, para ver hasta donde ha llegado, y la vuelvo a encontrar en una página dedicada al decrecimiento donde dice que la cuidadanía es "poner la vida en el centro", reconocer que “la vida vivible está por construir en la interacción con otros”.
Y se nos proponen allí "otras formas de vida basándose en las relaciones sociales, la cercanía, la austeridad, la vida en común y la ralentización del tiempo. Elementos que lejos de ser limitantes son los que enriquecen la vida y la llenan de alegría. No son nuevos los estudios que apuntan que la felicidad subjetiva no está asociada al consumo y al dinero sino más bien a la vida comunitaria donde prima la relación".
Y al parecer hay toda una corriente de pensamiento que está buscando en esa dirección.
Hace algún tiempo me atrevía a reclamar "una movilización para construir un mundo y una sociedad mejores, positivos, alegres, más felices. Vivir con menos no significa vivir peor".
El descubrimiento de la cuidadanía es, sin duda, una buena noticia.

2 comentarios:

  1. Poner la vida en el centro, bonito, de verdad,... posible también. Minerva

    ResponderEliminar
  2. Hola Minerva!!
    Gracias por pasar por aquí y más gracias todavía por dejar tu huella.
    Si, la vida en el centro, es algo tan obvio que da hasta vergüenza que parezca una utopía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar