jueves, 5 de enero de 2012

Carta a los Reyes (Magos)

eneko en 20minutos.es
La verdad es que no creo en vosotros hace un montón de años.
Mucha gente recordará, como yo, aquella primera gran decepción, tras el chivatazo de algún compañero del colegio o por confesión paterna cuando ya empezaban a salirnos pelos en las piernas y parecía el momento oportuno de reventar las fantasías infantiles, al descubrir que en realidad érais los padres.
¡Qué chasco!
Y...¿entonces? ¿todas aquellas cartas llenas de sueños y de miedos por no haber sido suficientemente buenos? ¿y todas aquellas horas de frio esperando la cabalgata para veros? ¿y los nervios de la noche en cuestión que nos nos dejaban dormir?
Ese día de la revelación fatal empezamos a dejar atrás la infancia.
Desde entonces, solo he fingido creer en vosotros cuando se trataba de mantener vivo el mito ante los ojos de los niños.
Lo cierto es que en los últimos tiempos andáis bastante devaluados por la feroz competencia de Papa Noel -quien iba a decirlo hace unos cuantos años- pero es que la "cultura global" (o sea, yanki) nos ha penetrado hasta el fondo, porque venía muy bien para hacernos consumir y comprar más, que es al fin y al cabo la religión dominante.
Para más desprestigio, sabéis que la monarquía está últimamente en "franca" decadencia. Con un poco de suerte veremos pronto a un real yerno en chirona, aunque haya quien dude de que el "noble chorizo" (valga el oximorón) acabe en la carcel. El caso es que todo lo que suena a realeza nos pilla un tanto desconfiados.
Pero es que, además, estamos en crisis. O sea, que andamos tiesos, a la ultima pregunta, sin un chavo. Llegamos malamente a fin de mes, vamos acumulando trampas y deudas, sajando a la familia o a los amigos más pudientes.Y, para colmo, todo apunta que en este "Año Mariano" nos van a seguir crujiendo hasta que no nos quede una gota de jugo.
Total, que no está la cosa para alegrías consumistas.
Asi que, con mi escepticismo a flor de piel pero siguiendo aquella máxima de "por pedir que no quede", llegada esta fecha señalada os pido -como dice un amiguete- "que me quede como estoy...o, si es posible, un poquito menos axfisiado".¿Vale?

2 comentarios:

  1. Pues yo le pido a los Reyes Magos que me traigan muchos ratitos de risas y alegrías para combatir el mal rollo de la crisis esta con la que nos llenan de miedo todos los días ¡Menos mal que el Carnaval está al caer!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues no está mal la petición, Maite: ALEGRÍA!!!
    Que te la traigan y nos la traigan a tod+s (sin tener que esperar al Carnaval).
    Gracias por tu comentario.
    Un beso para ti.

    ResponderEliminar