viernes, 19 de julio de 2013

Propuestas para Protestas

Ayer por la tarde nos "concentrábamos" una docena escasa de personas frente a la sede del PP en Cádiz, dispuestas a protestar por la tomadura de pelo política que sufrimos cada día.
También había cuatro policías en moto y tres secretas, uno de los cuales asomaba vigilante la nariz por la esquina, como el agente secreto Anacleto.
Por poco, casi nos ganan los polis en número.
No hay que deprimirse: en Madrid y en otras grandes ciudades protestaban a la misma hora miles de personas; estamos en verano y en una ciudad con playa; la información no circula bien pese a las redes sociales; tal vez -incluso- se haya abusado de las convocatorias, quemando a la gente que se manifiesta siempre; el personal está desanimado y siente que las protestas no sirven de nada...
Eso sin contar con que ésto es Cádiz y aquí hay que... hay que joderse con la fama de cañera y revolucionaria tras la que se esconde una ciudad conservadora y conformista que solo se moviliza en y por los carnavales. Vamos, aquello de "mucho larala y poco lerele".
De modo que los cuatro gatos que allí nos reuníamos nos preguntábamos -para pasar el tiempo- qué se podría hacer para conseguir que las protestas tuvieran mayor impacto, consiguieran atraer a más -y nuevas- personas, cumplieran su función de denuncia social más allá del número de personas que lograran reunir.
Se nos ocurría -mientras veíamos pasar, toda chula, a la alcaldesa disfrutando del escaso éxito de la convocatoria- que sería divertido hacer una especie de "contra-escrache", en el que nos dedicáramos a lanzarle piropos satíricos: "¡Viva la alcaldesa sobre-saliente!¡Incorrupta!¡Alcaldesa, todos somos contingentes, pero tu eres necesaria!¡Viva la munícipe por antonomasia!" (recordando "Amanece que no es poco")", todo ello entre vítores y aplausos, hasta abrumarla de vergüenza.
También podríamos hacer, llevando al extremo el carácter de "concentración" que tienen muchas de las convocatorias, "concentraciones profundas" en las que la protesta consistiera en sesiones de meditación, en postura de loto, en el mismo lugar de la protesta, frente a la puerta del PP. Además de llamar la atención pública, sería muy útil y relajante para las personas "concentradas".
Aunque la verdad es que no hace falta estrujarse mucho el coco porque cada día aparecen nuevas formas de protesta.
Está, por ejemplo, el movimiento Femen que nació en Ucrania y se extiende por todo el mundo en el que las feministas protestan enseñando sus pechos desnudos, en una vuelta de tuerca del uso sexista del cuerpo de la mujer.
Y está también el Ejercito de Payasos Rebeldes, Insurgentes y Clandestinos, el Clandestine Insurgent Rebel Clown Army, CIRCA, nacido en Gran Bretaña y extendiéndose rápidamente por otros muchos países, que protesta contra la globalización y la guerra "haciendo el payaso", literalmente.
En esa misma línea, están las acciones de la Raspa Indignada, un colectivo surgido del 15M en Bilbao, que convoca "maniperformances" y otras actividades de protesta, pero siempre con humor.
Por hablar de Andalucía, aquí surgió el grupo Flo6x8, que utiliza el flamenco para la protesta contra los recortes, los bancos y otras estructuras de poder, y que han tenido una gran proyección en youtube.
Recientemente, tras las protestas masivas de la Plaza Taksim en Estambul, ha aparecido otra nueva forma de protesta, "El Hombre en Pie" -reflejada en la foto que encabeza esta nota- que utiliza el silencio y la pasividad como forma de protesta y que ha empezado a extenderse por otros muchos lugares de Turquía.
Y son muchos más los ejemplos -seguro que tu que estás leyendo esto conoces alguno- como los del colectivo Consume Hasta Morir, que utiliza la contrapublicidad como herramienta de denuncia, y otras muchas formas de "Artivismo" en las que el arte se funde con la protesta política.
Así pues, parece que el problema de la debilidad de las protestas no es la falta de imaginación -y en Cádiz, no te digo- ni la posibilidad de realizarlas de manera divertida.
Tal vez, lo que nos faltan son ganas de protestar. ¿No?

7 comentarios:

  1. Por el tamaño de los hongos que no paran de crecer nos podemos hacer una idea del tipo de terreno que tenemos por país ...#sinergiaschungas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, Manel, parece que el "clima ético" de este país nuestro está bastante frío, a pesar de las calores estivales, y que tenemos amplias y mullidas "zonas de confort" colectivo que nos mantienen sumisos y callados (en la calle, que no en los bares).
      Pero, como decía Joan Manel, yo estoy "harto ya de estar harto, ya me cansé, de preguntar al mundo por qué y por qué" y no quiero echar más balones fuera, ni encontrar en la desidia masiva la coartada perfecta para alimentar la mía, así que estoy sacándole brillo a mi nariz de clown y pensando en incorporarme a alguna "guerrilla payasil" en cuanto encuentre dos o tres cómplices.
      Un abrazo (y mucha suerte en los EEUU)

      Eliminar
  2. Hay un país oscuro y triste, al oeste del reino de la Desidia. Se llama Apatía y sus habitantes duermen, bajo un hechizo inquietante que se prolonga ya demasiado, en el tiempo. Hace frontera con las tierras áridas del Conformismo y toda su costa está bañada por el mar del Miedo. Sufre constantemente el azote de fuertes vientos que impiden abrir los ojos y ver con claridad. Ya conoces a sus gobernantes ...

    Yo no pienso pisar por allí! Voy, con mis duendes de la mano, entre gritos que aún no comprenden, pero repiten, intentando explicar, con mi ejemplo, que hay que moverse por hacer de este mundo algo un poquito mejor y ponerse enfrente, aunque seamos pocos, aunque se rían, aun sin conseguir nada, ...
    Y seguir, al tiempo, creyendo en mundos y seres mágicos, que también los hay, a montones. Y en que esas gentes bajo el hechizo despertarán. Y se pondrán a nuestro lado, en la calle.

    Es lo que siento cuando vengo por aquí. Que alguien se coloca a mi lado, en silencio, y me coge la mano, me mira y me sonríe, cómplice.

    Un fuerte abrazo, Fernando, desde este mundo pequeñito que me habita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, siempre tienes una mirada positiva y educadora que calienta el corazón. Gracias por tus palabras y por las pistas que aportas.
      Ya lees, en la respuesta a Manel, más arriba, que yo tampoco me resigno y estoy sacando brillo a la nariz de clown. Si no un ejercito, si podremos formar una guerrilla, digo yo. Y si se rien "ellos", riámonos nosotros de sus risas.
      Un fuerte abrazo para ti.

      Eliminar
  3. Es curioso! Mi compañero Iñigo me hizo un gran regalo, hace años ya. Una nariz de payaso que usamos en el aula y alrededores, a menudo. Es casi una seña de identidad y, para nosotros, una especie de magia rica en muchos momentos :)
    Puedes vernos aquí:
    http://www.youtube.com/watch?v=52dDNNjzG1Y&feature=youtube_gdata_player

    Sé que encontraremos el conjuro, Fernando!
    Mientras, mi propuesta es seguir cuidándonos así.

    Muxu handi bat!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso!!
      Me ha encantado el vídeo (lo he compartido en las redes) y estás guapísima con tu nariz de payaso. A mi me puedes ver, con la mía, aquí:
      http://3.bp.blogspot.com/_nfofZtnqXVE/R91sq72gQrI/AAAAAAAAAAc/TS6AEaOj0Ik/s320/clown1.JPG
      Muchos besos

      Eliminar
  4. Mil gracias, Fernando! Por tus palabras y por compartirlo. Es uno de esos contactos que te regala la vida, en un recodo, llenándola de luz (como este, contigo) y un proyecto abierto que crece! :) Te contaré, si te parece bien.

    Estás fantástico! Elegante y encantador! Me hace sentir que estamos más cerquita aún.

    Un abrazo y una gran sonrisa (hoy ya no me la quito!!)

    ResponderEliminar